LA XIX BIENAL DE FLAMENCO DE SEVILLA. UNA TRADICIÓN REINVENTADA
Rocío Molina, bailaora prodigio y coreógrafa iconoclasta, es desde 2015 artista asociada al Teatro Nacional de Chaillot en París.

En su última intervención en el Teatro Central en la Bienal de Flamenco, demostró durante cuatro horas de improvisación, su increíble libertad y confirmó su decisiva aportación a la renovación del flamenco. La XIX edición de la Bienal de Flamenco, principal manifestación de la vuelta cultural sevillana, que ha hablado este año de las nuevas generaciones, ha conseguido una asistencia excepcional. Muchos programadores franceses estuvieron presentes, entre los cuales el Director del Teatro Nacional de Chaillot, y se comprometieron a difundir estos nuevos talentos en Francia.

 

© Pablo Guidali

Compartir: